Haiku

últimamente las noches amanecen blancas como la flor del ciruelo Buson