Poesía: Jean Jacques Pierre-Paul

Fragmentos de “Siete abismos sueltos  y un hombre caminando”

 

todos somos abismos

hasta que la belleza nos salve

todos somos prisioneros del lenguaje

hasta que la poesía nos libere

construiré un muro de palabras

contra el miedo y el olvido

nosotros los desertores los rebeldes

sabemos que la vida es una caída hacia arriba

subo y bajo las escaleras del destino

soy un hombre caminando hacia la humanidad

vengo del futuro y no tengo miedo de existir

debajo de los escombros de la belleza

encontraré un lugar donde vivir y morir

***

la belleza nos salvará

si ella no lo puede

el abismo lo hará

son las doce y quince

dibujo dos fantasmas en mi cuarto

mi poema y yo

y me acuesto entre los dos

para dejar de morir

  ***

todos deberíamos pasar algún día

de la poesía a la revolución

tengo el privilegio de haber muerto

por la patria que estoy construyendo

a veces me siento vacío como una palabra

y reúno todas mis emociones

para reírme del abismo en su cara

el universo es demasiado grande

para recorrerlo solo

te invito a caminar conmigo

 ***

fui pájaro no sé donde habita mi corazón
fui río efervescente aprendí a bailar solo
te regalé mis ojos llenos de palabras errantes
sabrás escuchar mis latidos incansables

sígueme soy la nueva utopía

sé cuando los muros se migran

afirmo que todas las fronteras son estúpidas

todos los muros son falsos

hasta que se demuestre lo contrario

cielos fugitivos lluvias paliativas

pedazos de sueños a medio volar

todo lo que hay entre el mundo y yo

son un muro caído  y su aroma matutino

los cobardes construyen fronteras

los valientes las cruzan

ven a caminar

acuérdate de llevar siempre contigo

tu instinto de amar

 

Mujer infinita

(Delirium, 2013)

                                           

la vendedora ambulante surca

la ciudad de todos los crepúsculos

gritando su esperanza

a los afortunados de la vida

 

horizonte salvaje

pecho tristemente alegre

un pañuelo rojo

gira alrededor de su cintura

para  detener todas la canículas

 

con un canasto de precipicios

sobre los hombros

ella embosca lo inevitable

 

mujer infinita

vive peligrosamente

camina porque sus sueños

han sido más grandes que ella

 

quiere reinventar el mundo

en cada uno de sus pasos tímidos

pero incapaz de cambiar la  vida entera

habla como un silencio

canturrea el canto herido de las promesas

(las mujeres infinitas

toman demasiado tiempo para llorar)

 

mi campesina camina sola

entre los ojos de sol

tiene que dejar una distancia

entre la vida y las cosas perecibles

 

su voz fragmentada sigue siendo una voz

y  transforma en el origen mismo de su libertad

 

ella baila sola

porque siempre ha sido sueño

sin fecha de vencimiento

 

habla sola

como una canción relegada

en el país de los locos sin locura

 

oh mujer ambulante déjame ver tus ojos solitarios

mujer-isla déjame tocar tus manos plurales

 

he escrito tu herida sobre mi piel

dije toda tu bondad al sol y a los hombres

 

he escrito tu nombre

sobre todos los muros de la ciudad

mañana iré a ver si el tiempo

y la lluvia realmente lo han protegido

 

mujer infinita

mañana iré a buscar mi país

hasta el final de tu silencio

y te amaré hasta que mi sangre y mi estrella

se transformen en una canción

que se desvanece en tu río

si encuentras

a una mujer infinita

en la gran ruta de la resistencia

si consideras que su belleza es indestructible

si su rostro brilla más que todo el oro del mundo

 

sepas que es mi madre

 

oh madre mía entiendo tu sed de justicia

no llores más

 

alégrate mejor

porque gracias a los golpes repetidos de la vida

tu hijo se volvió poeta

 

alégrate madre

tu hijo se volvió poeta

Lee también: Cuento: Oscar Luna OsorioLa poética planetaria por Joseph Robertson.

 

Jean Jacques Pierrepaul

(Haiti-Chile, 1979 )

Foto para LasVoces 2- cortada

Jean Jacques es  médico cirujano, poeta, pintor-ilustrador y traductor.  Nos asegura que habita tres ciudades al mismo tiempo: Jacmel, Santiago de Cuba y Valparaíso. Él es de estos soñadores que creen que la poesía y el amor pueden salvar el mundo. Durante una de sus múltiples intervenciones en los espacios literarios y culturales de Chile, donde está viviendo actualmente  precisó lo siguiente: “Para los que no lo saben, voy a afirmar que es casi imposible ser haitiano sin ser poeta utópico, anticolonialista y cazador de dictadores”

Nació en Jacmel, ciudad  nombrada Ciudad Creativa por UNESCO por su artesanía y sus artes populares y su Centro Histórico es patrimonio nacional.

Escribe y publica en español, francés y creole. La mayoría de sus libros son editados y publicados en Chile.

Advertisements

2 Comments Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s