Cuento: Beda Estrada

El vaquero que contaba las estrellas   El sheriff avanzó con paso firme hacia la puerta, sus pesadas botas hacían rechinar la madera del suelo. Se ajustó el cinturón, y cruzó el umbral. El brillo exterior le hizo parpadear un par de veces, luego, levantó sus manos hacia el conglomerado humano que se hallaba afuera…